Matrimonio ideal: berenjenas y pimientos asados

morronesberenjenas11

Ideal para acompañar carnes

morronesberenjenas1

Untar con aceite es el primer paso

morronesberenjenas2

Pimientos y berenjenas pueden ir en la misma fuente

morronesberenjenas3

Enteras se envuelven en papel

morronesberenjenas4

Esto ayudará luego a que la cáscara se desprenda mejor

morronesberenjenas5

Para pelarlas es conveniente que estén tibias

morronesberenjenas6

Los pimientos también se envuelven

morronesberenjenas7

Se pelan de la misma manera. Con el cabo salen las semillas

morronesberenjenas8

Cortar en tiras

morronesberenjenas9

Aliñar con aceite, sal y ajo si te agrada

morronesberenjenas10

Si no te gusta la mezcla podés servirlos por separado

Esta es una preparación ideal para acompañar carnes. Pero casi no hay dudas de que la mayoría se tienta con poner las berenjenas y los pimientos asados sobre una rodaja de pan o una tostadita, antes de empezar a comer.

El aroma durante la cocción permanece un buen rato en la cocina. Es una de esas recetas que se disfruta desde el principio. Sólo se requiere de paciencia, porque el proceso de pelado lleva su tiempo.

El aliño dependerá mucho del gusto personal de cada uno. Con aceite de oliva, de girasol, de maíz, con o sin ajo. Con o sin pimienta. Incluso, al natural también es aceptable.

Ingredientes:

-Berenjenas: 1 kilo.

-Pimientos: 1/2 kilo.

-Aceite (mezcla o girasol y oliva para aliñar si te gusta).

-Ajo.

-Sal.

Preparación:

-Lavar bien las berenjenas y los pimientos. Luego secar con servilleta de papel o repasador.

-Con cabito incluido, sin cortar ni pelar, untar con aceite, una por una, y colocar en una fuente. De ahí, derechito al horno.

-Cada tanto hay que ir girando berenjenas y pimientos para que se cocinen parejos.

-Cuando la piel se empieza a arrugar y a cambiar de color ya se pueden sacar del horno.

-Luego se envuelven en forma individual con papel madera. Siempre con la cáscara.

-Se dejan reposar así unos diez minutos, ya que esto ayuda a que la cáscara se despegue más facilmente.

-Luego se toman de una, se corta el cabo y desde ese extremo se tira  la cáscara hacia atrás.

-Finalmente se cortan en tiras y aliñan con sal, aceite y como opción ajo y pimienta.

CONSEJOS:

-Siempre pelarlas cuando estén tibias, porque si se enfrían se pierde mucha “pulpa” al tironear la cáscara.

-Algunas personas dejan toda la semilla en la berenjena. Yo prefiero si tienen muchas, quitarle un poco.

-Al pimiento una vez cocido conviene quitarle todas las semillas, porque suelen quedar muy duras y le cambia el sabor a la preparación.

-Si agregás ajo, tiene que ser crudo y picadito al final, aunque si lo cocinás queda rico igual.